Contacto

No dude en ponerse en contacto con nosotros mediante teléfono, fax, correo electrónico o visitándonos personalmente en nuestro despacho, tras previa cita. Estudiaremos su caso y le asesoraremos sobre la forma más eficiente, rápida y económica de resolver su problema sin compromiso ni coste alguno.

Teléfono: 977 223 285

Fax: 977 228 626

Correo electrónico: lynx@lynxdp.es

Dirección: Calle Soler, 22 Entrlo. 4ª  43001 TARRAGONA

 

   

Contratación

Información legal

La profesión de Detective Privado se encuentra regulada en España por la Ley 23/1992 de 30 de julio y su desarrollo reglamentario: R.D. 2364/1994 y O. M. Justicia e Interior de 7-7-1996.

La Ley 23/92 de Seguridad Privada, de 30 de julio establece que las funciones de los Detectives Privados son propias y exclusivas y que, a solicitud de personas físicas o jurídicas, se encargarán:

a) de obtener y aportar información y pruebas sobre conductas y hechos privados.

b) de la investigación de los delitos perseguibles solo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal.

c) de la vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos.

El Ministerio del Interior, previa presentación de los requisitos académicos y específicos, es el organismo que habilita a Detectives y Despachos de Detectives, a través de la correspondiente Licencia Oficial (obligatoria en España) para el ejercicio de la profesión.

La Dirección General de la Policía dispone de una unidad específica de Seguridad Privada, encargada de vigilar el correcto funcionamiento de la actividad de los Detectives Privados y las Agencias de Detectives. Además, se encarga de expedir la correspondiente T.I.P. (Tarjeta de Identificación Profesional).

La realización de las actividades propias de los Detectives Privados por parte de personas que no disponen de la correspondiente Licencia Oficial expedida por el Ministerio del Interior, se considera una infracción muy grave castigada con elevadas multas, independientemente de la posible persecución del sujeto responsable por vía penal. Igualmente, incurre en infracción quien solicite los servicios de aquellos que no se encuentren habilitados como Detectives Privados, a sabiendas de tal situación.

Debido al creciente intrusismo profesional en este sector, es necesario que se asegure cuando contrate un servicio de Investigación Privada, de estar confiando en un Detective Privado habilitado correspondientemente. Solicite un contrato de prestación de servicios donde figuren las credenciales del Detective Privado, así como el detalle del servicio que usted contrata.

Recuerde que la actividad de Detective Privado está definida y limitada por Ley, por lo que ninguna persona física o jurídica carente de habilitación puede desempeñar tal función.

El trabajo de investigación privada está dirigido a colaborar en procedimientos judiciales, siendo importante en la toma de decisiones, preparación del proceso y posterior seguimiento y ejecución del mismo.

La vigente Ley de Enjuiciamiento Civil de 7 de enero de 2000, atribuye a las partes la responsabilidad de la prueba de los hechos alegados y otorga especial importancia a las pruebas e informes emitidos por los Detectives Privados. Para este proceso, es un requisito indispensable el conocimiento completo de los hechos y la disposición previa de los elementos de prueba de los mismos para lograr un eficaz proceso contencioso.

Los Detectives Privados son colaboradores idóneos de aquellos Letrados que exigen garantías en el valor probatorio de sus alegatos, y su trabajo es realizar la gestión ejecutiva en la verificación de datos, hechos y aportación de pruebas.

Jurisprudencia

El Tribunal Supremo también considera que los Detectives Privados son testigos privilegiados en cualquier procedimiento judicial, puesto que son:

"medio de prueba, de habitual utilización ya, y en ocasiones, instrumento dotado de exclusividad para el eficaz control por el empresario de los deberes exigibles al trabajador". (Tribunal Supremo. Sentencia de 6 de Noviembre de 1990).

"Lógicamente, el testimonio emitido por los Detectives Privados tiene, a favor de su veracidad, no solo la garantía de profesionalidad exigible y en principio también presumible, en una profesión reglamentada legalmente, sino también la que, de modo innegable, proporciona la precisa y continuada dedicación al objeto del ulterior testimonio a emitir y las complementarias acreditaciones gráficas o sonoras de que suele ir acompañada". (Tribunal Supremo. Sentencia de 6 de Noviembre de 1990).

"La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo considera legal que un organismo público contrate a Detectives Privados para investigar a sus funcionarios durante su horario laboral, ya que ello no vulnera el derecho a la intimidad". (Tribunal Supremo. Sentencia de 12 de Mayo de 1998).

"La Ley Rituaria Procesal autoriza a las partes valerse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley, admitiéndose como tales medios mecánicos de reproducción de la palabra, de la imagen y del somido, salvo que se hubieran obtenido por procedimiento que suponga violación de derechos fundamentales y libertades públicas". (Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Sentencia de 5 de Mayo de 1993).

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si el Detective es un profesional habilitado?

Exija siempre la acreditación del Detective Privado titular, en cuya tarjeta profesional figurarán sus datos personales, fotografía y número de T.I.P., bajo el encabezamiento del Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía. Tal acreditación podrá ir acompañada (no obligatoriamente) de cualquier otro emblema representativo de los respectivos colegios o asociaciones a que pertenezca.

¿Puede contratarse una investigación para fines ilícitos?

El Detective Privado desde el momento de la contratación del servicio está legitimado para la realización de la investigación en nombre del cliente, en función de las causas y propósitos que éste le haga. Tras la firma del correspondiente acuerdo, exime al Despacho de toda responsabilidad en caso de actuar de mala fe.

El Detective tiene la obligación legal de comunicar a la Policía la exixtencia de cualquier delito perseguible de oficio que encuentre durante el desarrollo de su trabajo, y de facilitar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado toda la información obtenida al respecto. Por lo tanto, NO se pueden utilizar los servicios de investigación privada para fines ilícitos.

¿De qué forma se tratarán mis datos personales?

Antes de comenzar calquier servicio de investigación privada es necesario formalizar un contrato a través del correspondiente Acuerdo, firmado por ambas partes, en el que se legitima al Detective por escrito para poder tomar parte en el procedimiento correspondiente.

Inmediatamente después, los datos del cliente y de la investigación se anotan en el Libro Registro de Actividad, para uso exclusivo e intransferible del Detective.

Toda la información aportada por nuestros clientes y obtenida por esta parte es de carácter confidencial y no se confecciona con ella ningún tipo de Base de Datos, ni física ni electrónica, archivando a buen recaudo ésta durante los plazos que establece la legislación vigente, y aplicando la correspondiente política de protección de datos personales.